• Tipo:
  • Genero:
  • Duración:
  • Calificación promedio:

Regreso a casa, episodio 3

Compartir

Este episodio contiene tres interesantes temáticas que dan pie a muchas reflexiones, todas siempre pertinentes para los emprendedores.

El valor del tiempo
El tope que tenemos o nos ponemos, y
La calidad de vida

En torno a estos tres temas giran muchos conceptos que deberían traducirse en acciones que van a determinar nuestra felicidad y nuestra abundancia.

El primero tiene que ver con la paradoja que se resume cuando uno trabaja para vivir o vive para trabajar.

La alternativa que se nos presenta, cuando queremos mejorar nuestros ingresos, no pasa por la aceptación de un segundo empleo, para nosotros.

Sencillamente porque esto implica que impulsaremos el proyecto y las ganancias de otra persona que sí creyó en sí misma y nos contrató.

Esa persona probablemente está disfrutando de la vida que está destinada a nosotros, gracias a que nosotros estamos haciendo aquello que él pensó.

Casi siempre el tiempo es lo más valioso que nosotros tenemos, en la dirección de ganar dinero,más allá de los conocimientos, la experiencia y todo aquello que aportamos a nuestro crecimiento profesional.

Hay varias generaciones de emigrantes, con distintos perfiles académicos y distintas circunstancias.

Los abuelos y padres de los actuales millennials no tenían mucha educación, llegaban a Estados Unidos para hacer los trabajos que los nativos no quieren hacer.

Lo que ofrecían era su tiempo y sus músculos, Y de esa manera lo que entregaban era su vida misma.

Ellos hicieron lo posible para mejorar la educación de sus hijos y sus nietos, de manera que ahora, esta generación de emprendedores herederos de los hispanos, tienen otras realidades, distintas ambiciones y mucho mejor nivel de vida.

En este episodio Charles nos recuerda que en Venezuela hubo un primer grupo de emigrantes con un nivel académico y profesional muy elevado.

Ellos fueron los que primero se largaron, cuando vieron venir la crisis actual, y suelen estar muy bien pagados y valorados en los países dónde están.

Luego el éxodo se llevó lo poco que quedaba de bueno, y allí se colaron los no tan buenos, los que están haciendo mucho daño al gentilicio del venezolano.

En Chile, por ejemplo, han bajado la tasa de interés bancario, por el aumento del producto interno bruto que creció gracias a los casi 200000 venezolanos que emigraron a ese país.

Pero estábamos en el tema del valor del tiempo. el emprendedor que tiene entre 20 y 35 años, los millennials, tienen en alta estima este valor, y puesto que tienen conocimientos, están muy disponibles para iniciar emprendimientos.

Este es el público que nos interesa.

El segundo tema que detectamos en este audio tiene que ver con el nivel de incompetencia que razona Lawrence Peter en su libro Principio de Peter, dónde lo analiza de modo empresarial, administrativo, pero es válido el concepto aplicado al ámbito personal de cada uno de nosotros.

Básicamente se trata de que la nata sube hasta cortarse.

Esto nos debe llevar analizar si hemos llegado o no a nuestro nivel de incompetencia, si todo lo que hacemos laboralmente está ahora en su límite, o si creemos que podemos y debemos dar más de nosotros mismos y no a voluntades ajenas.

Este asunto no lleva al tercer punto clave en este episodio, que es el de la calidad de vida, en este caso, claro, en el contexto relativo a nuestra actividad profesional o laboral.

Cada vez más, esta generación aprecia la importancia del placer en la selección de lo que hacen para ganarse la vida.

Y es que de ese placer nacen las mejores innovaciones y se gestan así grandes emprendimientos.

Cuando se piensa desde el placer fluyen iniciativas que no podrían venir desde el dolor ni el sacrificio.

Es nuestra clara intención avivar la llama de la curiosidad de esta gente que está mirando en su entorno, en los Estados Unidos, para dar lo mejor de sí mismos, y con eso ganar más dinero, para poder dedicar tiempo y calidad de vida a sus familias.

Es importante para nosotros animar a esas personas a evaluar si la calidad de vida que tienen ahora es la que merecen, cómo será su vida si siguen haciendo lo mismo que hacen ahora.

Esta es una invitación a reflexionar sobre si estamos en el límite de lo que esperamos de nosotros mismos y si disfrutamos con lo que ahora tenemos.

Probablemente esta reflexión nos llevará a imaginar maneras de apostar por nosotros mismos y confiar en nuestro emprendimiento.

No hay reseñas de Regreso a casa, episodio 3
Envíanos tu primera reseña

Reseñas sobre: Regreso a casa, episodio 3

Actualmente no hay reseñas para Regreso a casa, episodio 3
Vuelve al comienzo