• Tipo:
  • Genero:
  • Duración:
  • Calificación promedio:

Blog

Te contamos las historias que nos mueven el piso!

Todos somos vendedores

Todos somos vendedores, nos guste o no, seamos conscientes de ello o si queremos ignorarlo.

En cualquier actividad laboral o profesional a la que nos dediquemos y sea cual sea nuestra función, todos estamos en venta y actuando como vendedores, siempre.

Formas de vender

Nuestra venta puede ser pasiva o activa. Podemos esperar a que nuestros clientes vengan a nosotros o acudir nosotros a ellos.

Hay algunos que son corporativos y se dedican acudir a reuniones, congresos, eventos, donde ofrecen sus productos o servicios.

Otros son vendedores enfocados en tiendas o calles y algunos actúan de modo más personal.

Y aún cuando no hacemos labores directamente vinculadas a la venta, porque todos somos vendedores, y el objetivo de nuestra actividad siempre estará orientada al mismo objetivo, ganar dinero.

Todo el tiempo nos estamos vendiendo, aunque no lo creamos.

En el más lejano de los casos será nuestro jefe quien compre nuestros servicios y nos pague el sueldo al final de mes.

Modalidades de la venta por internet

Desde que tenemos internet se abre un nuevo horizonte que podemos diferenciar en venta directa o indirecta. Nuevamente, todos somos Vendedores.

Diremos que la venta directa es cuando simplemente anunciamos nuestros productos o servicios a través de Amazon, Ebay, mercado libre o alguno de los portales que existen para publicarlos, y alguien, obviamente, se interesa en adquirirlos.

Venta indirecta sería, así, la que obtenemos por escribir artículos que nos encargan empresas como Publisuites, por ejemplo. Cuando algún influencer nos menciona en su blog o su canal de YouTube.

También es indirecta la venta que se puede producir gracias al posicionamiento que vamos ganando en Google con la redacción de artículos en nuestro blog, por el SEO que haremos para ganar visibilidad.

En el camino encontramos otros medios cómo los anuncios en Google Ads, o los posts que aparecen en las redes sociales.

En conclusión, todo en la vida es una negociación, sea en la vida real o en la vida virtual.

El conocimiento nos permite vender

El conocimiento y el atrevimiento

En esta ocasión vamos a referirnos al valor del conocimiento como fuente de inspiración de nuestras decisiones.

Nuestro Conocimiento es también la fuente de nuestras limitaciones.

No es el único factor, por supuesto, también importan el dinero que tengamos, la audacia con que enfrentemos la vida, nuestra capacidad para innovar, y el acertado manejo de las oportunidades.

Cuando uno más conoce un tema, se enamora de el, “el amor es inherente al conocimiento de las cosas” decía Paracelso, nadie ama lo que no conoce.

Y ese amor es el germen de la pasión que depositamos en nuestras actividades, y por consiguiente, en el éxito que vamos a tener en nuestra vida profesional, en nuestros ingresos.

El conocimiento es liberador, de iniciativas, de la conciencia, que se permite fluir, para coincidir con el espíritu de los tiempos.

Esta coincidencia entre nuestra inspiración y la realidad hace que suceda lo que deseamos.

Nada es casual

Hay gente que cree en el libre albedrío, que todo sucede como consecuencia de nuestro pasado y lo que hacemos, que cosechamos lo que sembramos…

Esto es, como poco, muy discutible.

Si nuestro conocimiento es poco o mucho, nuestra realidad económica es cómoda o difícil, si nuestra actitud ante la vida es brava o fácil, si lo que se nos presenta es sencillo o complicado… qui lo sá?

Nuestro éxito tiene que ver con este tema donde se entrelazan la Filosofía y la Teología.

El único medio que tenemos para acercarnos a esta respuesta es el conocimiento. Recordamos a Sócrates y a Séneca en este proceso.

Quizá este capítulo resulte un poco teórico, y para aterrizarlo vamos a apelar a la realidad, al conocimiento que heredamos, el que nos dieron nuestros padres en nuestra educación, y al conocimiento que adquirimos ahora, conscientes de nuestra realidad y entusiastas con nuestro futuro.

Lo que sabemos puede y debe organizarse, primero en nuestra mente y luego en nuestra proyección, para ser valioso, para intentar ser ricos.

Queremos dejar que trabaje nuestro cerebro o nuestras manos?

Cada vez más confiamos más en que nuestro talento, nuestro placer, nuestro amor por nosotros mismos y nuestras familias sean las fuentes de nuestros ingresos, de nuestra felicidad.

Este artículo no ha sido redactado ni siquiera con los dedos, lo dictamos en Google Drive Docs, y el traduce en texto lo que hablamos.

Cada vez será más fácil convertir el contenido de nuestro conocimiento en dinero.

Cada minuto Google y los demás buscadores están rastreando la calidad de nuestra información con tecnología que se convierte en dinero, seas consciente de esto o no.

Conocimiento trasero y delantero

En este acápite intentaremos delatar las fortalezas qué atraes de la enseñanza que recibiste de tus padres y tus maestros, de los libros que leíste, de las experiencias pasadas y las que puedes adquirir ahora, cuando necesitas crecer, aumentar tus ingresos.

Otros capítulos serán más pragmáticos, con este artículo queremos mellar tu zona de comfort, porque sólo moviendolo lograremos algo mejor que es la realidad actual.

Nadie puede influir en la educación y el conocimiento que arrastras desde niño y adolescente, por eso todo nuestro esfuerzo está orientado al futuro, a lo que estás aprendiendo ahora y lo que te falta por saber.

Nuestra propuesta apunta claramente a orientar todo tu conocimiento hacia la Tecnología de la Información y la Comunicación, que es la ciencia que dominamos y te invitamos a conocer.

La TIC se ha convertido en una saeta para impulsar tu conocimiento.

De eso se trata este artículo, de redescubrir tus conocimientos y ponerles un veneno en la flecha para que sean exitosos.

Te animamos a seguir leyendo estos artículos para liberarte de guiones absurdos y perdedores, para que utilices el placer como fuente de tu crecimiento, para que renueves tu concepto sobre el conocimiento, el eje principal de tu crecimiento futuro, de mas ingresos.

Trabajo duro?. Olvídalo!

Segundo empleo?

Cuando una persona, sea emigrante o nativo, descubre que sus ingresos en su primer empleo no son suficientes, tiene sólo 4 alternativas:

O busca un segundo trabajo para duplicar sus entradas
O consigue un empleo de tiempo parcial para complementar lo que gana
O encuentra alguna fórmula para dedicar algo de su tiempo libre para mejorar sus finanzas con actividades más o menos independientes, como hacer taxi, Uber, o dar clases particulares.
O se decide a apostar por un proyecto personal.

Claro hay otro camino, y es el de buscar los ascensos, la superación personal, profesional, en base a la calificación que nuestros jefes nos otorguen.

A la valoración que ellos hagan de nuestro rendimiento. Esto forma parte de un panorama que tampoco nos interesa, porque es extremadamente limitativo, ajeno.

Este artículo, y en general todo este proyecto, está dedicado exclusivamente a la gente que se proyecta por el cuarto punto, el emprendimiento.

Es más, por muchas razones que iremos explicando, no nos interesa ni recomendamos ninguno de los tres primeros acápites.

Los tres primeros puntos implican una entrega del Poder Personal de cada quien y una escasa valoración de sí mismo.

Suponen una sublimación de sus propios intereses y capacidades para dedicarlas a proyectos ajenos.

O simplemente hay una desvalorización de las propias aptitudes, con lo que empezamos a hablar de sacrificio y, por supuesto, de falta de placer.

El placer de trabajar en lo que a uno le interesa y disfrutar es un factor muy importante para realmente conseguir un verdadero éxito, algo muy parecido a la felicidad.

Esos tres primeros capítulos, los que no nos interesan, tienen sustento en un concepto muy antiguo y perverso, que es el del trabajo duro.

Magia

Es todo lo contrario a lo que proponemos, que trata de hacer más dinero trabajando menos, de eso se trata la magia laboral, económica, profesional, todos lo sabemos y lo aspiramos.

Para hacer posible lo imposible, para salir de pobres y saltar a un nivel de vida que merecemos, los emprendedores tenemos que ejercer varias destrezas que van a implicar a nuestros conocimientos.

Y no sólo a ellos, tenemos que revisar nuestros sistemas de creencias para crear una realidad mejor, tenemos que revisar nuestras ignorancias y nuestras fortalezas.

El trabajo duro es una mentira, una basura mental, un engaño social, un guión familiar y hasta religioso.

Aritmética

Las aritméticas son elementales. Nunca jamás vamos a poder adquirir el nivel de vida que nos interesa ganando dinero con el trabajo duro.

Eso implica condenarse a la mediocridad, a la sobrevivencia pobre.

Simplemente multipliquemos lo que nos quede de un ingreso o hasta dos, cada mes, para llegar a lo que hace falta para montar un negocio real, propio… No hay manera.

Trabajemos duro, por toda la vida, y al final ese ahorro va a servir para pagar a los médicos que nos van a tener que cuidar por el deterioro que hemos causado a nuestra salud por hacerlo así.

Probablemente habremos podido educar adecuadamente a nuestros hijos y nietos, pero nuestras propias vidas no habrán disfrutado de la calidad que merecemos ni nuestras familias habrán podido compartir con nosotros lo mejor que podemos ofrecerles.

El secreto es, al final, ganar dinero con un proyecto propio, con emprendimiento, de eso se trata nuestro éxito.

Este es el primer artículo de la serie.

El segundo apuntará al conocimiento y los voy a titular que un lápiz pesa menos que una pala.

El tercero será relativo a la venta y allí explicaré todo lo que implica que todos somos vendedores, nos guste o no, seamos conscientes o no, porque todo es una negociación en esta vida y en el cuarto justamente explicaré que en el internet los zapatos no tienen talla que cualquiera puede intentar cualquier ambición del tamaño que le dé la gana y para eso hay que vender por internet.

Vuelve al comienzo